Consejos de higiene visual

Consejos de higiene visual

La ergonomía visual o higiene visual consiste en unas pautas para mejorar y prevenir los problemas visuales relacionados con el trabajo en cerca. Estas pequeñas mejoras en nuestro día a dia contribuyen a un mayor rendimiento y a una menor fatiga visual, es decir, conseguimos que nuestros ojos actúen de una forma más eficiente.

A continuación os mencionamos algunas de ellas:

No te acerques en exceso al móvil, ordenador y libros.

La distancia correcta  es la que hay entre tu codo y tu puño cerrado, es decir, 35-40 cm ( distancia de Harmon ) . Mantener una buena distancia de trabajo para cerca ayuda a no sobrecargar tu sistema acomodativo.

Usa una buena iluminación al leer o al estudiar.

La luz debe estar concentrada sobre la zona de lectura, el resto del entorno no debe de quedar a oscuras. La habitación debe estar iluminada y la zona en la que estén los textos tiene que tener aún más luz.

Evita los reflejos o luces directas sobre los ojos.

 En la pantalla del ordenador, libros… no deben existir reflejos molestos ya que provocarán estrés y cansancio ocular. Puedes inclinar ligeramente el texto 20 grados para eliminar esos brillos molestos.

Realiza descansos de manera periódica.

 Realiza descansos programados  cuando estés estudiando o leyendo ininterrumpidamente con el ordenador. Aplica la regla 20-20-20 (cada veinte minutos de estudio o trabajo de cerca, mira a 20 pies o 6 metros durante 20 segundos).

Hidrata los ojos con frecuencia.

El parpadeo es un mecanismo natural de secreción lagrimal y limpieza de la superficie ocular. La visión próxima que  requiera concentración  tenderá a inhibir el parpadeo.

El parpadeo puede reducirse incluso a la mitad en el ordenador o cuando estudiamos.

Por eso muchas veces cuando estamos leyendo, viendo una película o en el ordenador, notamos picor de repente y lagrimeo. Esto indica que la superficie ocular se ha deshidratado  y se inicia un proceso de lagrimeo reflejo.

Si esto ocurre aplica lágrimas artificiales sin conservantes  o acuérdate de parpadear con más regularidad.

-Si estás sentado ante un ordenador, vigila tu postura corporal.

La pantalla del ordenador debe situarse debajo de la línea de mirada de los ojos, es decir, los ojos deben mirar hacia abajo.

Evita los giros repetidos de cuello. Mantén una buena postura corporal, pon la espalda recta, los brazos paralelos al cuerpo y los pies deben tocar el suelo.

-Modifica el ambiente de trabajo.

Una habitación bien aireada e iluminada y a temperatura normal hará que los trabajos  sean más confortables.

Si pese a cumplir todas estas recomendaciones visuales presentas cefaleas o molestias oculares , acude a tu óptico – optometrista para que evalue tu sistema visual .