Tu óptico-optometrista en la diabetes

Tu óptico-optometrista en la diabetes

Empezaremos explicando que es la diabetes y la actitud del óptico-optometrista frente a dicha enfermedad.

La diabetes Mellitus (DM) es una alteración metabólica provocada por una hiperglucemia crónica que modifica el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteinas. A largo plazo esta hiperglucemia provoca daño a nivel microvascular (enfermedad renal diabética, retinopatía diabética y neuropatía diabética) y daño a nivel macrovascular ( cardiopatía isquémica,  insuficiencia cardiaca, enfermedad cerebrovascular y enfermedad arterial periférica ).

La diabetes puede ser provocada por la ausencia en la secrección de insulina o por la ausencia de ésta a nivel periférico. Su causa va a depender de factores tanto ambientales como genéticos. Los síntomas de la diabetes son: muchas ganas de orinar, sensación de mucha sed,  apetito frecuente, pérdida de peso y tendencia a la cetosis.

Se distinguen varios tipos de diabetes :

  • Diabetes tipo 1 : causada por la destrucción autoinmune de las células beta del páncreas, lo que produce un déficit absoluto de insulina, siendo necesario insulina exógena de por vida para poder sobrevivir. Generalmente se inicia antes de los 30 años aunque el pico suele darse alrededor de los 10-12 años. Constituye el 10% de las diabetes. Se recomienda realizar examen de la retina a los 5 años desde su aparición.
  • Diabetes tipo 2: causada por la pérdida progresiva de las células beta del páncreas encargadas de la secrección de insulina. Este tipo de diabetes supone el 90% de las diabetes y tiene fuerte predisposición genética. Generalmente va ligada en el 80% de los casos a obesidad. Se recomienda realizar un examen de la retina en el momento de su diagnóstico.
  • Diabetes gestacional, es aquella que es diagnosticada durante el embarazo. Entre el 3 y el 5% de las mujeres embarazadas la presentan y sino se controla puede provocar complicaciones obstétricas y perinatales. Se recomiendan retinografías cada trimestre y un año después del embarazo.
  • Diabetes inducida por fármacos (glucocorticoides, tratamiento VIH, trasplante de órganos).
  • Enfermedades del páncreas (fibrosis quística y pancreatitis).

 

Los criterios para el diagnóstico de la diabetes se llevarán a cabo por su médico de atención primaria. Los criterios más aceptados mundialmente para el diagnóstico de la diabetes son:

  • Glucemia en ayunas ≥ 126 mg/dl (ayunas de mínimo 8 horas).
  • Glucemia plasmática a las 2 horas ≥ 200 mg/dl en la prueba de sobrecarga oral de 75 gr de
    glucosa.
  • Hemoglobina glucosilada HbA1c ≥ 6,5 %. Su valor nos informa del  promedio de la glucemia de los 2-3 meses previos.
  • Paciente con síntomas clásicos de hiperglucemia o una crisis de hiperglucemia con glucemia plasmática al azar ≥ 200 mg/dl.

Si dos análisis diferentes (como por ejemplo la HbA1c y la glucemia en ayunas) superan el umbral diagnóstico, quedará confirmada la diabetes.

En cuanto a los factores de riesgo de la diabetes , hablaremos de factores no modificables como son los de origen étnico (algunas etnias presentan mayor predisposición a padecer diabetes  tipo 2 como los afroamericanos, latinos, americanos nativos, asiáticos ), la genética (historia familiar de diabetes) y  edad avanzada ( a mayor edad mayor prevalencia de padecer diabetes ).

Por otro lado están los factores modificables como la dieta, adiposidad, actividad física y exposición medioambiental. Estos factores pueden favorecer la obesidad (Índice masa corporal (IMC) ≥ 30 kg/m2) en la diabetes tipo 2.

La hiperglucemia crónica y un mal control metabólico va a provocar que el ojo se vea afectado en casi todas sus estructuras:

  • A nivel corneal : hiperosmolaridad de la lágrima por disfunción de la glándula  lagrimal que se traduce en sequedad ocular , inflamación  de la córnea, menor sensibilidad corneal  en usuarios de lentes de contacto , menor recuperación en úlceras corneales y erosiones sobre el epitelio corneal, aumento de las infecciones.
  • En los párpados aparecen orzuelos recurrentes y blefaroconjuntivitis. Además de xantelasmas asociados a hiperlipidemia.
  • A nivel pupilar se produce una mala dilatación provocando mala adaptación a la oscuridad y a los deslumbramientos.
  • A nivel del iris : los pacientes diabéticos tienen presiones intraoculares más altas que la población normal , especialmente los que usan insulina. Además puede haber un aumento de la presión intraocular secundario a glaucoma neovascular por aparición de neovascularización en el iris ( Rubeosis )
  • En el cristalino provocando cataratas que dificultarán la visión. Hay entre tres y cuatro veces más prevalencia de desarrollar cataratas en diabéticos menores de 65 años y hasta el doble de prevalencia en diabéticos mayores de 65 años ( cataratas senil, subcapsular posterior y cortical ).
  • A nivel de la retina: hemorragias intrarretinianas , microaneurismas, cambios en el calibre venoso ,exudados duros y neovascularización si avanza la enfermedad hacia retinopatía diabética proliferativa. En los estadios más graves hemorragias vitreas y edema macular.

 

Para un buen control de la diabetes se recomienda llevar una dieta equilibrada , un patrón de dieta mediterránea con ingesta diaria de verduras ,legumbres ,frutas ,frutos secos , aceite de oliva y pescados ricos en ácidos grasos omega-3. Evitar las bebidas azucaradas, bajo consumo de carnes rojas y procesadas , y otro factor importante es dejar de fumar. Además de la dieta es importante la actividad física, se aconseja hacer 150 minutos de ejercicio a la semana, ya sea andando o a paso ligero intercalando  con 2-3 sesiones/semana de ejercicio de resistencia en días no consecutivos. Un claro ejemplo de dieta equilibrada seria la pirámide nutricional.

 

El óptico-optometrista dada la facilidad de acceso de la población a los servicios en la atención primaria visual, hace que el papel sanitario desempeñado por este profesional, revelando precozmente los cambios oculares inherentes a la diabetes, sea imprescindible. Una de las misiones del óptico-optometrista, para la que se le capacita durante los estudios de grado universitario, es contribuir de forma eficaz a la prevención, la detección y la derivación, en tiempo y forma ante la presencia de patologías. Con esta colaboración interprofesional, y una derivación adecuada, el paciente se ve beneficiado, dándole eficacia al sistema sanitario, en el cual, el papel del médico se optimiza evitando la demora en la atención y el riesgo para el paciente de tratar tarde una patología.

 

En Óptica Ruiz colaboramos desde hace varios años en campañas sanitarias para la prevención y detección de la diabetes, realizando un examen visual exhaustivo para detectar o prevenir patologías que puedan afectar a la visión. Además de la agudeza visual de lejos y cerca , se valorará la glucemia en ayunas , control de la tensión arterial, perímetro de cintura abdominal , altura ,peso , índice de masa corporal , valoración de la retina y anexos oculares mediante retinografía no midriática, polo anterior ocular , y se le aconsejará de unos hábitos de vida saludables para un mejor control de su diabetes.