Consejos para una buena protección solar infantil

Consejos para una buena protección solar infantil

Desde el COOOA destacan que el uso frecuente de gafas de sol homologadas y la adopción de unos hábitos de exposición solar saludables y preventivos en la infancia y hasta, al menos, los 16 años de edad son imprescindibles y pueden reducir drásticamente las posibilidades y los riesgos de sufrir daños a largo plazo, como lesiones corneales y conjuntivales, degeneraciones de retina, cataratas prematuras y alteraciones oculares que afecten a la visión permanentemente.

De igual forma, una alta exposición solar sin protección puede provocar a corto plazo fotoqueratitis y fotoconjuntivitis, así como quemaduras palpebrales, mientras los niños pueden padecer síntomas como dolor, fotofobia, jaquecas y enrojecimiento de los ojos .

Por otro lado, los ópticos-optometristas andaluces alertan de que utilizar gafas de sol de mala calidad, como pueden ser las de juguete o las adquiridas en canales de venta no autorizados, puede ser más perjudicial para los ojos de los niños que no usar ningún tipo de protección, ya que muchas de ellas pueden no tener un adecuado filtro UV. De esta forma, el color oscuro de la lente hace que la pupila se dilate más y deje pasar una radiación superior a la que pasaría sin utilizar ningún tipo de gafa.

¿Cuáles son las medidas de protección solar ocular infantil?

-Usar frecuentemente gafas de sol infantiles homologadas que bloqueen la radiación ultravioleta.

-Elegir las gafas en establecimientos sanitarios de óptica con asesoramiento profesional. Evitar comprar las gafas de sol de juguete para niños y adolescentes o en mercadillos, bazares, kioscos, o canales de venta de baja calidad. Es mejor no usar gafas de sol que usar unas de mala calidad sin filtro UV ya que dilatan la pupila y traspasa mucho más la radiación ultravioleta hacia la retina.

-Las gafas de sol deben poseer una buena calidad visual para evitar las distorsiones y que no afecten a la visión de los colores.

-Las gafas deben estar realizadas en materiales suaves, estables y sin aristas para prevenir accidentes.

-Si tus hijos usan gafas graduadas , las gafas de sol deben serlo también.

-Evitar la exposición al sol entre las 12h00 y las 16h00.

-Usar gafas de sol a primeras y últimas horas del día en donde el sol está más bajo e incide directa y perpendicularmente en sus ojos.

¿Cuando adapotar medidas de protección solar ocular infantil?

-Los recién nacidos o bebes menores de 6 meses no deben ser expuestos nunca al sol.

-Entre los 6 meses y 3 años la mejor protección es la sombra y las gafas de sol con bandas de sujección o cordones elásticos.

-Usar gafas de sol simpre en la playa y en piscinas ; el riesgo es alto dado que la radiación nociva es reflejada sobre la arena ( 17%) y el agua (25%) , incrementando los riesgos de daños oculares y en zonas montañosas o nevadas; la radiación UV es hasta un 25% más intensa , ya que la distancia con el sol es menor. La nieve refleja hasta un 80% la radiación UV.

-Es importante usar las gafas de sol en épocas del año con mayor radiación UV cuando estemos en actividades al aire libre , de paseo o los menores se encuentren jugando en el exterior. Aunque el día esté nublado es importante usar gafas de sol ya que la luminosidad de sol se atenúa ligeramente pero la radiación solar provoca daños de igual forma.

-Los niños menores de 3 años , se deben tomar medidas especiales de protección solar o no ser expuestos al sol cuando la radiación UV supere el nivel 5.

-Los niños menores de 12 años , se deben tomar medidas especiales de protección solar o no ser expuestos al sol cuando la radiación UV supere el nivel 7.

El consejo profesional del óptico-optometrista es la mejor garantía de conseguir un producto sumamente eficaz en la protección de los ojos, además de asegurar que las gafas de sol les queden bien ajustadas , sean seguras y estén cómodos con ellas.

Fuente: Campaña del colegio de ópticos-optometristas de andalucia y somostuoptometrista.com